García-Page se alegra de que todos los hospitales de Castilla-La Mancha dispongan de resonancias magnéticas y destaca el avance tecnológico significativo.

El presidente autonómico de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, expresó su satisfacción por la implementación de resonancias magnéticas en todos los hospitales de la región, destacando que este avance tecnológico es significativo y no está presente en muchas redes sanitarias del país. Durante la inauguración de la nueva resonancia magnética y los laboratorios de análisis clínicos del Hospital Virgen de Altagracia en Manzanares, Ciudad Real, García-Page resaltó que esta incorporación evita más de 4.000 desplazamientos al año para la población de Manzanares que requiere este tipo de pruebas diagnósticas.

Asimismo, el presidente criticó un supuesto plan estratégico elaborado por su antecesora, que buscaba reducir plantilla y suprimir hospitales en toda la región, y celebró que Castilla-La Mancha sea la región líder en satisfacción sanitaria, atribuyendo esto al cuidado y atención que reciben los pacientes por parte del personal sanitario.

García-Page anunció que el 2024 será el año de mayor inversión en sanidad en la historia de la Comunidad Autónoma, enfocándose en la formación y el personal como pieza clave del sistema público de salud, y también destacó que se aumentarán 5.000 plazas para cubrir jubilaciones y nuevas posiciones en el sistema sanitario.

En cuanto a la situación política nacional, el presidente de Castilla-La Mancha dejó claro que no tolerará que la singularidad y pluralidad de España se utilicen para obtener privilegios fiscales o financieros, manifestando su rechazo al independentismo y la violencia.

El evento de inauguración contó con la participación de autoridades como el vicepresidente segundo de la Comunidad Autónoma, José Manuel Caballero, la delegada de la Junta en Ciudad Real, Blanca Fernández, y el alcalde de Manzanares, Julián Nieva.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio