Rechazo en comunidad pro-Bildu ante la inauguración de centro para menores inmigrantes

La apertura de un nuevo centro para menores inmigrantes en Sopuerta, una localidad a menos de una hora de Bilbao con 2.731 habitantes, ha generado una ola de tensiones y preocupaciones entre sus residentes. La instalación es gestionada bajo el auspicio de la administración local de Bildu, cuya popularidad ha visto un descenso en las recientes elecciones. La inquietud de los ciudadanos se ha hecho patente tras varios incidentes que vinculan a algunos de los internos del recinto con actividades delictivas, intensificando el miedo y la preocupación en la comunidad.

Las controversias alrededor de este centro no son recientes. Ya desde su concepción en febrero, la idea de establecer un centro para menores inmigrantes en el palacete de Quintana ha sido fuertemente contestada por los habitantes de Sopuerta. La propuesta de Vox de atender a las demandas ciudadanas y oponerse a la apertura del centro fue uno de los catalizadores de las protestas vecinales que se han llevado a las Juntas Generales de Vizcaya, si bien estas acciones no lograron revertir la decisión de las autoridades.

El robo de un teléfono móvil a una joven del municipio y un altercado que requirió de la intervención de la Ertzaintza, se han sumado a los motivos de preocupación. Estos hechos han persuadido aún más a la comunidad de que la ubicación elegida para el proyecto no es la más adecuada, generando un ambiente de descontento y resistencia hacia el proyecto.

Pese a una propuesta de inversión privada de un millón de euros para comprar el inmueble y evitar la apertura del centro, dicha oferta no fructificó. La comunidad ha decidido, por tanto, adoptar una postura más discreta en sus protestas, buscando el reubicamiento del centro a través de métodos legales y evitando cualquier tipo de represalias.

Los residentes y críticos del proyecto han puesto en cuestionamiento si Sopuerta cuenta con los recursos necesarios para manejar un centro de esta índole, argumentando que la situación sería similar a enviar un número proporcionalmente alto de menores a ciudades mucho mayores, como Bilbao o Madrid, una medida que también considerarían inviable. Además, se han sentido injustamente etiquetados como racistas o xenófobos por su oposición, la cual afirman se basa en preocupaciones logísticas y de seguridad más que en prejuicios.

Hasta el momento, tanto la Diputación de Vizcaya como el Ayuntamiento han evitado hacer declaraciones sobre la polémica, la cual continúa siendo un tema candente de discusión en el municipio. Mientras tanto, la comunidad se mantiene vigilant ante cómo evoluciona la situación, esperando encontrar una solución que equilibre la necesidad de acoger a los menores con el bienestar y seguridad de Sopuerta.

Silvia Pastor
Silvia Pastor
Soy Silvia una apasionada de los medios de comunicación y especializada en noticias regionales de Castilla-La Mancha, mi región.

Compartir artículo:

Más popular

Más artículos como este
Relacionados

Desvelan Trampas de los Jóvenes de Arousa en Reacción en Cadena

En el conocido concurso Reacción en Cadena, una repentina...

La inminente revancha de Dogan y Yildiz se avecina con fuerza

En el emocionante universo de la serie turca "Pecado...

El Ingenioso Dispositivo de Lidl para Cultivar Orégano y Hierbabuena, Ideal para Embellecer tu Balcón

Lidl Innova con Lanzamiento de Producto para Decorar y...

Vox Apoya a Quantum Minería en Proyecto de Tierras Raras en Ciudad Real

El Grupo Parlamentario Vox respalda proyecto de explotación de...