Previsiones para la cosecha de vino en Castilla-La Mancha: una disminución del 22% en comparación con el año anterior.

Según las previsiones de Cooperativas Agroalimentarias en Castilla-La Mancha, se espera que la cosecha de vino y mosto para la campaña de vendimia 2023/24 disminuya un 22% en comparación con el año anterior. Las provincias más afectadas serán Albacete, Cuenca y Toledo, que registrarán una merma cercana al 30%, mientras que Ciudad Real experimentará una disminución del 10%.

A nivel nacional, se espera que la producción vitivinícola en España alcance los 33 millones de hectolitros de vino y mosto, lo que representa una disminución del 20% en comparación con el año anterior. Francia ha ajustado su pronóstico a 44,96 millones de hectolitros, mientras que Italia ha sufrido una disminución en su cosecha debido a enfermedades criptogámicas y reclama ayuda. En total, la Unión Europea ha experimentado una disminución de casi 13 millones de hectolitros, junto con otros 7 millones de hectolitros menos producidos en el hemisferio sur.

Estas cifras indican que habrá una menor disponibilidad mundial de vino en comparación con años anteriores, sin embargo, se espera un punto de inflexión en el mercado que resulte en un aumento de las operaciones y un incremento en el valor de las existencias acumuladas de la campaña anterior. Cooperativas Agroalimentarias Castilla-La Mancha prevé que las cotizaciones de los productos transformados vitivinícolas se recuperen gracias a este escenario de mayor optimismo y menor presión en la oferta.

En conclusión, se espera una cosecha de vino y mosto más reducida tanto en Castilla-La Mancha como a nivel mundial. Sin embargo, existe la posibilidad de una recuperación en el mercado y un aumento en el valor de los productos transformados vitivinícolas debido a las condiciones actuales.

Scroll al inicio