Ciudad Real como un referente nacional en materia de digitalización

El presidente de la Diputación provincial, José Manuel Caballero, ha destacado que uno de los objetivos prioritarios de la institución provincial “es convertir a la provincia de Ciudad Real en una referencia en digitalización a nivel nacional”. Así, lo ha expuesto en el marco del primer encuentro comarcal entre monitores de los puntos de inclusión digital (PID), dirigido a 19 municipios de la zona centro con el fin de dinamizar los proyectos de formación que se desarrollan en los mismos.

Caballero subrayaba cómo somos la provincia de España que cuenta con un mayor número de puntos de inclusión digital, “exactamente 520, lo que significa 1.560 equipos informáticos conectados a internet en prácticamente el 99% de los municipios, aldeas y pedanías de la provincia de Ciudad Real”.

A través de un programa que ha contado con una inversión cercana a los 10 millones de euros, se ha procedido a la dotación de equipos y mobiliario, así como a la formación y contratación de monitores. Una formación que se ha profesionalizado gracias a la colaboración de la Universidad de Castilla-La Mancha a través de una oferta formativa de alta especialización, financiada por la Diputación, para formar una red de 150 dinamizadores de los puntos PID, encargados de dotar de competencias digitales al conjunto de la población.

En concreto, 156 monitores, remarcaba Caballero, que se incorporarán con un contrato de 24 meses para dar estabilidad y consolidar la atención en los puntos de inclusión digital.

Para el presidente de la institución provincial es importante poner en valor el esfuerzo realizado por la Diputación, “un esfuerzo de tal magnitud que estamos en condiciones de garantizar que la provincia tiene la mejor cobertura en lo que se refiere a la lucha contra la brecha digital de toda España, y en condiciones de garantizar la capacitación digital de todos los sectores de la población, y especialmente a lo más vulnerables con independencia del lugar donde vivan”.

“Queremos que los puntos de inclusión digital sean un instrumento que revolucione la relación de los ciudadanos con la administración, sobre todo de aquellos que viven en pueblos más pequeños y alejados del centro y que ningún ciudadano tenga que desplazarse de su municipio para realizar una gestión ante cualquier administración”, reiteraba.

Caballero además destacaba que desde estos puntos no solo se ofrece acceso a competencias digitales básicas, sino también avanzadas para aquellos que la necesitan para la incorporación al mercado de trabajo, al tiempo que avanzó la futura prestación de servicios a los niños y jóvenes en materia de robótica y de programación.

Para el presidente de la Diputación estos puntos “son espacios de formación a la carta” y su servicio se extenderá a autónomos y responsables de pequeñas y medianas empresas de los municipios.

En definitiva, señalaba Caballero “queremos ser los primeros, que la provincia de Ciudad Real sea la más avanzada de toda España en materia de digitalización de todos sus sectores”.

“Tenemos los recursos tecnológicos, los recursos humanos y la voluntad política y el presupuesto para hacerlo, y ya depende de todos nosotros que demos este paso de gigante”, destacaba. Y esto porque “no sólo queremos que todos los habitantes de la provincia se suban al tren digital, sino que además que vayan en cabeza y ser una referencia para el resto de España”.

Para Caballero este programa constituye “una palanca de transformación, de cambio y de mejora de las condiciones de vida individuales y colectivas”, y eso es a lo que aspiramos, remarcaba, porque “quien ofrece sea oportunidad de cambio es el proceso revolucionario de la digitalización, y queremos estar ahí y lo vamos a hacer con todos los recursos y toda la fuerza”.

Ir arriba