“Esto hay que repetirlo” pidió Antonia Pérez Cabrera, adoratriz, emocionada por el recital ‘Palabras en silencio’

Con motivo del 85 aniversario de la llegada a Ciudad Real de la Congregación de Religiosas Adoratrices de Ciudad Real, se ha celebrado, en el Antiguo Casino, el recital “Palabras en silencio” del Grupo Oretania, que ha contado con la participación de Antonia Piqueras Jiménez, Begoña Mansilla que ha recitado poemas de Manuel Muñoz, Diana Rodrigo Ruiz, Elisabeth Porrero Vozmediano, Eloísa Pardo Castro, Juan José Guardia Polaino, Luis Díaz-Cacho Campillo, Luis Romero de Ávila Prieto, María José Redondo Sánchez-Migallón (Mayu), Pilar Serrano de Menchén, Ramón Aguirre y Teresa Sánchez Laguna. El apartado musical está a cargo del cantautor Vicente Castellanos.

Con emoción y alborozo, Antonia Pérez Cabrera, adoratriz, agradecía, al final del recital de “Palabras en silencio”, a los poetas participantes su sensibilidad y buen hacer y los emplazó a repetir el acto, además de solicitar permiso para utilizar los versos del libro en sus reuniones de trabajo. Y no es para menos, el libro resultante del XI Encuentro Oretania de Poetas, celebrado en La Solana en el año 2019, no deja indiferente a nadie.

En esta undécima edición del Encuentro Oretania de Poetas, la palabra cobra el sentido más puro. Veintitrés poetas unen sus versos para hablar de feminismo, de igualdad; para posicionarse juntas contra la violencia de género. Poetas, mujeres y hombres, que creen en un espacio compartido, en la igualdad de todas las personas y en el amor sincero de los unos con los otros.

El coordinador de los Encuentros Oretania de Poetas, Luis Díaz-Cacho, iniciaba su intervención diciendo que “teníamos muchas ganas de escribir sobre este tema. Lo llevamos madurando desde hace años. Pero es un tema complicado, que nos hiere en las entrañas, que nos lacera el alma, que nos hace siempre daño. Y, a veces, nos puede hacer violentos sin quererlo. Jamás podemos entender la violencia entre las manos mientras exista la palabra, la posibilidad de hablar y de comunicarnos”.

Para Díaz-Cacho “la violencia de género es una realidad. Una triste realidad que asesina mujeres (últimamente también niñas y niños) y destroza familias. No podemos aguantar ni una muerte más. Ni una más. Las mujeres del mundo se han rebelado. Y muchos hombres con ellas. Un nuevo tiempo se está abriendo para estigmatizar, señalar, acosar, apartar, encerrar a los maltratadores”.

El acto, que en su primera parte desarrolló la ponencia “Realidad y retos de la violencia de género. Pedagogía del Amor en Adoratrices”, contó, además del numeroso público asistente, con la presencia del director del Grupo Oretania, Julio Criado; de la delegada Provincial de Bienestar Social, Manuela González-Horcajo y la concejala de Servicios Sociales, Aurora Galisteo, entre otros.

Adoratrices en Ciudad Real

Cabe decir que la Congregación de Religiosas Adoratrices Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Caridad fue fundada en 1856 por Santa María Micaela, para responder a una necesidad urgente de su tiempo: liberar a la mujer oprimida por la prostitución.

Desde su fundación hasta el día de hoy, trabajan, desarrollando programas de intervención con mujeres excluidas por la trata, la prostitución, la violencia en el ámbito de la pareja, así como en otras problemáticas sociales que han ido surgiendo a lo largo de los años.

Desde la Eucaristía son llamadas a vivir el espíritu de adoración-liberación ya que la vivencia eucarística va configurando sus vidas. “En la Adoración nos asemejamos a Jesús y vamos aprendiendo a descubrirle en lo cotidiano y a implicarnos junto a otras personas en la transformación del mundo”, explica Pérez Cabrera, quien añade que “desde nuestra vivencia eucarística vivimos personalmente procesos de liberación que nos interpela para acompañar y promover la liberación de otras mujeres que sufren diversos modos de explotación”

A continuación, nos detallan que, para conseguir su recuperación, trabajan en:

Apoyo integral a la Mujer

En Adoratrices hemos desarrollado, a través de la experiencia que nos da más de 160 años acompañando a las mujeres más vulnerables, un modelo de intervención de atención integral que se asienta y sostiene en los siguientes compromisos con las mujeres: considerándolas protagonistas de su proceso vital, respetando su libertad y dignidad, acogiéndolas incondicionalmente, rechazando cualquier forma de violencia.

Educación para la transformación social

En Adoratrices creemos firmemente que la educación es una herramienta imprescindible de transformación. En nuestro compromiso con el cambio social complementamos nuestras acciones de sensibilización e incidencia con diversas acciones formativas a profesionales y actores clave, a niños y adolescentes y a la sociedad en general, orientadas a estimular el cambio o transformación de las causas estructurales generadoras de injusticia y desigualdad.

Género y DDHH

En Adoratrices trabajamos a favor de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en nuestra sociedad; desde estrategias y acciones que contribuyan al fortalecimiento, autonomía y empoderamiento de las propias mujeres.

Innovación

En Adoratrices estamos en continua búsqueda, transformación y adaptación para dar respuesta a las necesidades de las mujeres de hoy desde una intervención que haga uso adecuado del conocimiento y el desarrollo de las ciencias sociales y las oportunidades que genera la sociedad actual.

La entrada “Esto hay que repetirlo” pidió Antonia Pérez Cabrera, adoratriz, emocionada por el recital ‘Palabras en silencio’ se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Scroll al inicio