El Parlamento Europeo aprueba la protección de las Indicaciones Geográficas Protegidas para sectores artesanos no agroalimentarios.

El Parlamento Europeo ha aprobado recientemente un texto legislativo que busca proteger las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGPs) para Productos No Agroalimentarios. Esta medida beneficiará a diversos sectores artesanales en toda Europa, siendo especialmente relevante para Castilla-La Mancha.

En el caso de esta región española, sectores como la Cuchillería de Albacete, la Cerámica de Talavera de la Reina y Puente del Arzobispo, la Espada y Damasquinado toledano, los Encajes de Almagro, el Mimbre de Cuenca o Priego y el Oficio de Lagartera se verán favorecidos por esta legislación.

La norma ha recibido un amplio respaldo en el Parlamento Europeo, con 616 votos a favor, 9 en contra y 7 abstenciones. Su objetivo principal es garantizar la protección de productos reconocidos como estas indicaciones geográficas tanto dentro de la Unión Europea como a nivel mundial.

El texto busca unificar las reglas nacionales que hasta ahora divergían en cuanto al registro, control y aplicación de la protección de las indicaciones geográficas. Estas tareas serán llevadas a cabo tanto por las autoridades nacionales como por la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea.

Además, la normativa contempla apoyo para las empresas más pequeñas en el proceso de solicitud de protección. Los Estados miembros serán los encargados de llevar a cabo el control, incluyendo la venta en línea, y la correcta aplicación de las especificaciones de producto.

Cabe destacar que esta protección para productos no agroalimentarios es novedosa, a diferencia de la protección de las indicaciones geográficas para alimentos, que lleva varios años en vigor en la Unión Europea. Esto fue posible tras la adhesión de la UE al Acta de Ginebra en 2019, que permitió que productos locales no alimentarios fueran reconocidos a nivel mundial.

La eurodiputada Cristina Maestre, originaria de la ciudad de Ciudad Real, ha destacado la importancia de esta medida. Según sus palabras, «acabamos de aprobar un reglamento que creará un nuevo sistema de garantías para la producción de productos artesanales y genuinos que hemos de proteger por su valor, algo que impedirá además el plagio y la usurpación».

En resumen, la aprobación de este texto legislativo supone un importante avance para la protección de las Indicaciones Geográficas Protegidas en el ámbito de los productos no agroalimentarios. Con esta medida, se busca proteger y promover la artesanía y la producción genuina, evitando así plagios y usurpaciones que puedan perjudicar a estos sectores tan importantes a nivel europeo.

Scroll al inicio