El Gobierno Regional trabaja junto al sector privado para ofrecer viviendas a precios accesibles en áreas de alta demanda

El Gobierno de Castilla-La Mancha se ha unido al sector privado para hacer realidad uno de los proyectos más ambiciosos del territorio: la construcción de 10.000 viviendas a precios asequibles en zonas tensionadas de la región. El presidente de la comunidad, Emiliano García-Page, ha sido el encargado de presentar esta iniciativa junto con el consejero de Fomento, Nacho Hernando, y la Federación Regional de Empresas Constructoras de Castilla-La Mancha (FERECO), liderada por el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Construcción de Toledo (AECA), Saturnino Gómez. El acto ha contado con la presencia de una amplia representación de las asociaciones de empresarios de construcción de Albacete, Ciudad Real, Guadalajara y Cuenca.

El plan se centrará en aquellas zonas en las que el mercado no se comporta con normalidad y donde existe una tensión en el mercado. Con este proyecto, se busca facilitar el acceso a la vivienda a personas y familias con ingresos estables y también ayudar a los jóvenes de la región a acceder a su primera vivienda digna a precios asequibles. El consejero de Fomento ha remarcado que no se trata de construir vivienda social, ya que la Junta dispone de un parque de viviendas para ello, sino que se trata de construir 10.000 nuevas viviendas en Castilla-La Mancha en los próximos años para familias que tengan ingresos estables y no puedan acceder al mercado por sí solas.

El plan contempla una ‘Triple A’: ayudas, avales y actualización normativa. Las ayudas irán dirigidas a la construcción de viviendas asequibles a través de fórmulas de colaboración público-privadas mediante el Programa 6 de los fondos Next Generation, requisitos como que los edificios construidos sean energéticamente eficientes, un período mínimo de vinculación al alquiler asequible y un apoyo público de 700 euros por metro cuadrado construido, con un tope de 50.000 euros por vivienda.

Los avales estarán destinados a facilitar la entrada de los jóvenes en el mercado de la vivienda y superar así sus dificultades para acceder a la financiación de la compra. Por último, el plan contempla la reordenación de las normas existentes y la actualización de su contenido conforme a las demandas de los operadores del mercado y un proyecto de digitalización. Se estima que el plan supondrá una inversión pública de 106 millones de euros, que se podrá apalancar con una inversión privada de 1.400 millones de euros y la creación de 25.000 nuevos puestos de trabajo en Castilla-La Mancha. En la presentación, también han estado presentes la directora general de Vivienda, Inés Sandoval, y los delegados de la Junta y Fomento en las provincias de la región.

La entrada El Gobierno Regional trabaja junto al sector privado para ofrecer viviendas a precios accesibles en áreas de alta demanda se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Scroll al inicio