El Gobierno regional ofrece formación básica sobre atención sanitaria a 56 integrantes de agrupaciones de Protección Civil de Castilla-La Mancha

El Gobierno regional ofrece formación básica sobre atención sanitaria a 56 integrantes de las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil de Castilla-La Mancha, a través de tres cursos que se desarrollan este fin de semana, cuya finalidad es que los participantes adquieran las habilidades necesarias para realizar una primera actuación sanitaria en situaciones de emergencia.

El director general de Protección Ciudadana, Emilio Puig, ha estado hoy presente en el inicio de dos de estas actividades formativas, que se están desarrollando en la Escuela de Protección Ciudadana de Castilla-La Mancha, donde ha puesto de manifiesto la importancia de la formación ante actuaciones relacionadas con emergencias sanitarias, dado que en muchas ocasiones una correcta intervención de urgencia es “imprescindible” para mantener con vida a personas accidentadas.

El primero de los cursos, ‘Primeros Auxilios y Primera Atención Sanitaria’, se centra en ofrecer al voluntariado los conocimientos suficientes para hacer frente a una primera intervención sanitaria de emergencia y en auxiliar a los posibles afectados.

En una región tan extensa como la nuestra, se hace indispensable que mantengan una formación continua, con el fin de mejorar su capacidad de respuesta, pues en muchas localidades de Castilla-La Mancha son las primeras personas que pueden llegar a intervenir en una emergencia.

En esta actividad formativa, que se desarrolla a lo largo de siete horas, en las que se incluye contenido teórico y práctico, participan un total de veinte integrantes de agrupaciones de las provincias de Toledo, Ciudad Real y Guadalajara.

Durante las sesiones teóricas del curso se refuerzan algunas enseñanzas como las diferentes intervenciones en primeros auxilios dependiendo de la emergencia. Se tratan, entre otras cuestiones, las relacionadas con la actuación general ante una emergencia; Protocolo PAS; valoración secundaria, manipulación y transporte del herido; alteraciones medioambientales, metabólicas y de consciencia; dolor torácico; ahogamiento y cuerpos extraños; intoxicaciones; heridas o contusiones.

En la parte práctica se centran en la evaluación de víctimas de accidentes, la atención inicial a un trauma, introducción a la reanimación cardiopulmonar (RCP) o la atención en un accidente con múltiples víctimas.

Reciclaje del DEA

Siguiendo esta línea, el segundo de los cursos que se desarrolla este fin de semana en la Escuela de Protección Ciudadana de Castilla-La Mancha, dirigido a profesionales y voluntariado del Sistema Nacional de Protección Civil, tiene como objetivo principal actualizar los conocimientos sobre el uso del desfibrilador automático (DEA).

En esta actividad formativa participan un total de 21 personas pertenecientes a agrupaciones de Protección Civil de la provincia de Toledo, en concreto, de las localidades de Ajofrín, Alcaudete de la Jara, Consuegra, El Carpio de Tajo, La Guardia, Pantoja, Tembleque, Toledo, Valmojado y Yuncos.

En el curso, de cuatro horas de duración, se facilita formación teórica con una introducción inicial, tratando, entre otras cuestiones, sobre los aspectos éticos y la responsabilidad. Además, se adquieren conocimientos sobre el papel del primer interviniente en la cadena de supervivencia, la Resucitación Cardiopulmonar Básica y la utilización del DEA.

Pero la mayor importancia de esta formación estriba en la formación práctica, en la que se aprende realmente cómo actuar con personas que estén sufriendo un infarto o un accidente cardiopulmonar.

En este sentido, los 21 participantes profundizan en el reconocimiento de la parada cardiorrespiratoria y en el manejo de la situación con un interviniente y combinada con dos intervinientes, desarrollando en este caso los papeles de líder y acompañante.

El último de los cursos es el de ‘Logística sanitaria en situaciones de atención a múltiples víctimas y catástrofes’, que cuenta con un total de 15 participantes y su objetivo es dotar de los conocimientos necesarios para hacer frente a la atención sanitaria en situaciones de emergencia ocasionadas por accidentes con numerosas víctimas.

Todos los alumnos y alumnas que participan en esta última actividad formativa proceden de diversas agrupaciones de voluntarios de Protección Civil de las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca y Guadalajara.

Pero también este fin de semana se desarrollan en la región otros cursos relacionados con situaciones de emergencia, como el de ‘Incendios en vegetación’, que se lleva a cabo en Ciudad Real, y el de ‘Grupo de apoyo logístico’, que tiene lugar en Guadalajara.

La entrada El Gobierno regional ofrece formación básica sobre atención sanitaria a 56 integrantes de agrupaciones de Protección Civil de Castilla-La Mancha se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Ir arriba