El Ayuntamiento de Brazatortas sufraga la segunda fase de excavaciones del yacimiento ‘Cruz de Mayo’

El Ayuntamiento de Brazatortas  (Ciudad Real) financia de nuevo, con fondos propios, la segunda fase de las prospecciones arqueológicas que el pasado año se iniciaron en el yacimiento de la Cruz de Mayo, enclave donde trabaja de nuevo, desde la pasada semana, el equipo de especialistas encargado de estas investigaciones.

A esta nueva etapa del denominado proyecto ‘Intervención arqueológica Cruz de Mayo. Pastores trashumantes, minería y sociedad en el Valle de Alcudia, durante la Prehistoria reciente’, las arcas municipales destinan para los meses de mayo, junio y julio alrededor de 50.000 euros en total.

En concreto, si ya el Presupuesto municipal del presente año reservaba 18.000 euros para financiar la contratación del equipo de arqueólogos, más recientemente el Pleno aprobaba destinar otra cuantía similar del remanente positivo de tesorería para sumar cuatro operarios en el marco de un plan de empleo específico.

Y también el Consistorio torteño ha destinado este año 12.000 euros de fondos provinciales de la Diputación para equipar un laboratorio de arqueología en espacios del antiguo tanatorio de la localidad, que ya el pasado año, tras la primera fase de prospecciones, se puso a disposición del proyecto.

Asimismo, en el compromiso municipal por esta relevante actuación, la entidad local ha instalado también con sus propios personal y medios un sistema de evacuación de tierras, por sistema de tubos enlazados, para que el material que se va retirando en la cumbre del yacimiento sea depositado en la ladera y así puedan avanzar más rápidamente los trabajos.

Pablo Toledano, alcalde de la localidad, recalca el “interés que Brazatortas tiene en desentrañar una etapa de nuestra historia que explicaría cómo los asentamientos humanos de aquella época, empezaron a definir una manera de entender la vida y la actividad agropecuaria y minera de la que hoy seguimos siendo herederos”.

La intención en la actual etapa de excavaciones pasa por hacerlo en extensión, además de definir cómo se conforma la cima del yacimiento, una vez que ya el pasado año se plantearon hasta cuatro sondeos distribuidos por diferentes lugares del entorno, “con el objetivo de conocer y ver la potencialidad que podía tener el yacimiento”.

Así lo remarcan los investigadores a través de la página en Facebook que han abierto para compartir sus avances y hallazgos, como muestra de su interés por dar un carácter didáctico a las tareas que realizan y difundir el valor que tienen para completar el relato de la Prehistoria en el Valle del Ojailén, principalmente.

En la fase del pasada año se practicaron dos sondeos de la cima, encontrando un muro de 70 cm. de alzada y un metro de ancho, con una posible torre de un alzado de más de un metro. “En principio pensamos que estas estructuras pueden corresponder a una época entre finales de la Edad del Bronce y principios de la Edad del Hierro”, afirman.

Y sobre el sondeo de la ladera suroeste, se encontró allí material cerámico y lítico propio de la Edad del Bronce, “quizá contemporáneo o anterior a las cronologías más antiguas de la cima”, abundan, apostillando por tanto que el yacimiento ‘Cruz de Mayo’ “tiene, al menos, dos fases de ocupación”, la del Bronce y la de principios de la Edad del Hierro.

El Ayuntamiento que preside como alcalde Pablo Toledano, además de facilitar estas prospecciones, puso ya a disposición del equipo de arqueólogos una estancia del antiguo tanatorio donde poder clasificar y manipular en las mejores condiciones los objetos hallados, que se espera puedan quedar expuestos en el municipal Centro de Interpretación del Valle de Alcudia.

La arqueología y el patrimonio arqueológico se tiene que poner también al servicio de la economía local, teniendo también en cuenta como otro medio más en la lucha contra el despoblamiento”, abogando el regidor por la puesta en marcha en la comarca de un circuito temático con estos contenidos, para visitar así diferentes yacimientos.

Por eso, Toledano alude con ello a la concepción de este proyecto también como “un recurso turístico más porque, de común acuerdo con los arqueólogos, hemos visto que se pueden hacer unas campañas interesantes y, al mismo tiempo, puede ser también una puesta en valor que puede repercutir positivamente en el municipio”.

La Corporación municipal ha aprobado por unanimidad la realización de esta actuación, algo que el primer edil pone en valor en el interés, dice, “que todos tenemos de propiciar vías alternativas y viables frente a la despoblación como es, tal y como digo, el turismo y, en definitiva, por ahondar además en nuestras raíces más lejanas en el tiempo”.

La entrada El Ayuntamiento de Brazatortas sufraga la segunda fase de excavaciones del yacimiento ‘Cruz de Mayo’ se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Ir arriba